martes, 3 de noviembre de 2009

Manifiesto al amor


Amaré cada centímetro de tu cuerpo.
Tu cuerpo:
Sagrado cobijo de nuestro inmenso amor.
Prometo cubrite de una espesa capa de besos,
y acunarte en las noches de invierno.

En tu vientre,
lugar tranquilo,
cálido refugio,
tálamo sereno,
apoyaré mi cabeza para descansar,
y sentir,
como el milagro de la vida,
brota y nace,
como nace la gota de agua
antes de ser mar.

Amaré cada poro de tu piel.
Tu piel:
Precioso envoltorio de un alma infinita aún por llegar.
Prometo rozarla con lluvia de estrellas,
y estremecerla con besos de porcelana y coral.

Acaricias mi pelo,
y veo, como de forma distraida,
acaricias tu vientre,
y siento, que jamás amaré a nadie
como te amo a tí.



Para Isa y Costa ;)

4 comentarios:

"Sir Morgan" dijo...

Hermoso, delicadas palabras, para alguien que aún no conoce las caras de la vida y ya empieza, estoy seguro, a notar el calor de los seres queridos y de los que les querran toda la vida. Me postro sobre ti, dandote mil gracias por esto que puede parecer sencillamente una poesía, para mi es mucho mas, es un cofre no lleno de oro, sino del amor mas inmenso que se puede ofrecer, el amor de la familia.
Gracias por seguir siendo como eres, gracias de parte de los tres.

Luchete dijo...

Uf...me ha llegado al alma tanto lirismo... celebro tus palabras...

Un abrazo grande, pasa buen finde!

Luchete dijo...

Paisana no veas la q se lió el otro día en Cádiz eh.. jejeje... bueno un abrazo grande que te dejo y que tengs un buen finde!

Luchete dijo...

Muy buenas! Espero que el espíritu de la Navidad no sólo llegue a tu alma, sino que cale en ella....un gran abrazo!