domingo, 15 de agosto de 2010

Gone with the water


Se fue con el agua, así se llama esta preciosa fotografía. Lo que no te mata te hace más fuerte, y sin lugar a dudas, yo, lo soy, un poquito al menos.
Afortunadamente, se fue, con el agua, la tierra, el viento y el fuego.
Gracias por hacerme abrir los ojos, la mente...y darme cuenta, realmente de las cosas importantes en la vida.
Ahora, sí, soy libre. Ya no hay dolor, dolor de corazón me refiero. Ese que te parte el alma en cachitos y te hace creer que jamás volverás a ser quien eras. Ese que te hace levantar cada mañana queriendo que el día pase rápido para volver a mullirte en la cama.
La Diosa vuelve. Curó sus heridas, recuperó su vida.

2 comentarios:

Guinda de Plata dijo...

"Curó sus heridas, recuperó su vida".

Y no sabes cuánto me alegro.

B.

diosa Astarté dijo...

Gracias Guindita. Sé que te alegras. Te quiero mucho.