domingo, 21 de septiembre de 2008

21 de Septiembre. Dia Internacional del Alzheimer


Recuerdo lo hermosa que estabas el día que te vi por primera vez. Llevabas una falda tableada, marrón chocolate, y un jersey finito de punto que marcaba con delicadeza tu preciosa figura. "Esa morena es para mí", pensé. Pero tú, altanera y orgullosa, me hiciste pasar los dos meses más horribles de mi vida, dándome calabazas, y haciéndome creer que no te interesaba. Pero aquella noche de Mayo, ¡bendita noche!, me dijiste que sí, que podía hablar con tu padre y, que si él estaba de acuerdo, podía pretenderte. Mi preciosa Carmela, mi princesa de pelo de azabache y labios rojos como la sangre. Desde entonces han pasado 54 años a tu lado. Años de vino y de rosas....de lágrimas y duelos.
Ahora, tu pelo no es negro azabache, pero no te aflijas mi amor, que la luna los tiñó de plata para hacerte más bella aún si cabe. Y aunque tus ojos tienen la mirada perdida, y sonries mirando a la nada, yo te veo como aquella mañana fresca de Marzo, altanera,orgullosa...con aquella falda marrón chocolate.



a mis abuelos, Julio y Carmela, en homenaje a ellos. A la paciencia y amor de Julio, cuando su querido Carmela, dejó de ser ella misma, para convertirse en la niña que fue una vez. Os echo de menos.

3 comentarios:

"Sir Morgan" dijo...

Daria mi vida, por no olvidar mi pasado y aun sin remedio e irrevocable, que deje solo esa niñez, para que en ciertos momentos, haga navegar por mis mejillas una ola de “Meibum” enredada con el galeón de mi memoria. Esa que tu, con tu texto has hecho zarpar.

diosa Astarté dijo...

Es lo único que tenemos los que hemos perdido algún ser querido, la MEMORIA. Así escrito, con mayúsculas, con el mayor respeto del mundo, ya que es ella, la que nos hace volver con los nuestros, los que ya no están.Yo, recuerdo mucho. A veces río, a veces lloro. Pero siempre recuerdo.Un beso muy fuerte, mi querido Sir Morgan.

Fran dijo...

Hola, soy Fran. Si te gusta la naturaleza, tengo un blog sobre senderismo y otras cosillas. Echale un vistazo y cuéntame que te parece. Un beso, Fran